Forex: manténgase motivado y enfocado en su proceso de aprendizaje

Aprender cualquier cosa supone un nivel de esfuerzo que puede ser pequeño o grande, dependiendo entre otras cosas, de las características del estudiante, de su motivación y de su afinidad con los temas a tratar. Esto aunque pueda sonar como una obviedad, debe siempre tenerse en cuenta al momento de querer iniciar cualquier aprendizaje.

Cuando de trading se trata, la mayoría de personas llegan con una gran motivación para aprender, pero ésta suele durar menos de lo necesario. Lo anterior se da quizás, porque la forma en que se da a conocer el trading al público es bastante seductora y se enfoca en hacer ver fácil la obtención del dinero. En este orden de ideas, un proceso de formación que exige disciplina y constancia, agota rápidamente cualquier motivación que no esté basada en las razones correctas. De esta forma, si usted ve el trading como un oficio serio y no como un negocio fácil de corto plazo, es más probable que su motivación le respalde durante todo su proceso de aprendizaje.

Ahora bien, cómo a pesar de basar nuestra motivación en las razones correctas, podemos hacer para que ésta nos dure y nos dé el impulso necesario para continuar pese a las dificultades? Bien, lo primero en lo que tenemos que trabajar es en el convencimiento de que estamos haciendo algo que verdaderamente nos interesa y nos apasiona. Para esto es recomendable tomarnos un tiempo y reflexionar, antes de iniciar una formación que nos va a demandar entre otras cosas, tiempo y dinero. Lo segundo es aceptar y estar plenamente conscientes desde el principio de cuáles serán las reglas de juego del proceso de formación. Lo tercero y no menos importante para mantener nuestra motivación, es contar con el respaldo personal de un mentor que nos sepa llevar y nos dé el apoyo necesario para no decaer y por el contario nos ayude a mantenernos enfocados en el proceso de aprendizaje.

Como reflexión final, no olvidemos que la motivación es el combustible personal que le da al estudiante el impulso necesario, para mantenerse enfocado en su proceso de formación. Que ésta también es una emoción que debe cuidarse y alimentarse y que para ésto, tanto el alumno como su mentor deben estar atentos. El alumno por un lado debe cuidar su dialogo interno, ósea, las cosas que se dice a sí mismo a través de sus pensamientos. Sobre todo cuando afloran dificultades que pueden llevar fácilmente al pesimismo injustificado. De otro lado, el mentor debe estar pendiente de los avances, dudas e inquietudes de sus alumnos, entendiendo que una relación de confianza es imprescindible para tener una óptima comunicación.

Un saludo y gracias por su atención

Add Comment

Required fields are marked *. Your email address will not be published.