El psicotrading: ¿a qué se refiere? ¿Qué implicaciones tiene? ¿Cómo lo trabajamos?

El psicotrading es un término que se ha acuñado para referirse al componente emocional que implica hacer trading. Cuando nos referimos a este término, lo hacemos de cara a un tema que no suele entenderse bien y que por tanto tampoco suele abordarse de forma asertiva.

Es claro que hacer trading o tranzar, va mucho mas allá de aprender a tomar operaciones de acuerdo a unas pautas generales. Por el contrario tiene mas que ver con el desarrollo de habilidades mentales para operar. No obstante, dichas habilidades no se adquieren por medios externos al trading. Es cierto que practicar la relajación, la meditación y el yoga por dar un ejemplo, nos ayudan a vivir mejor y a obtener habilidades generales para la vida. Pero esto de poco sirve si nuestro trading no está adaptado a nuestra personalidad y a la forma en que solemos reaccionar antes las diferentes situaciones que ésta actividad nos impone.

De esta forma se vuelve fundamental conocernos a nosotros mismos y entender como reaccionamos ante determinadas situaciones. El objetivo no debe ser tratar de suprimir abruptamente nuestras emociones. Debemos aceptarlas y aprender a administrarlas. Para esto debemos operar buscando el estilo que psicológicamente nos cueste menos esfuerzo. A su vez deberemos ganar una confianza plena en nuestro método de negociación para que nos resulte viable arriesgarle nuestro dinero de forma sostenida y a largo plazo.

Desafortunadamente, el trading se vende al público como un negocio y no como el oficio que es. La diferencia entre estas dos concepciones radica en que para un negocio básicamente lo que se necesita para iniciar es dinero y en cambio para un oficio, se necesita formación que implica tiempo y esfuerzo para aprender. Los brokers que son quienes hacen el esfuerzo publicitario evidentemente se decantan por la imagen más atractiva, que requiere del menor esfuerzo por parte del cliente.

Así las cosas, el manejo de las emociones – psicotrading, se aprende a partir de la experiencia y ésta se debe enmarcar dentro de un proceso de formación. De aquí la importancia de entender el trading como un oficio y enfocarlo así desde el inicio del aprendizaje.

Ahora bien, sentarnos a operar sin un plan, sin una estructura definida, durante meses, no nos va a brindar el tipo de experiencia que necesitamos. La experiencia a la que me refiero es aquella que se obtiene al practicar consistente y gradualmente sobre un método de negociación concreto. Es acá donde se hace muy difícil transitar solos y la ayuda de un tutor se hace muy importante. Primero, el estudiante debe tener la capacidad para mantenerse enfocado y motivado durante un proceso de aprendizaje que como lo he expresado toma su tiempo. Segundo, el estudiante debe tener quien le dé retroalimentación, es decir, quien le haga ver sus aciertos y errores.

Finalmente, también debe tener quien le organice su aprendizaje por etapas, le establezca objetivos parciales y controle la duración de los tiempos, para que el proceso llegue a buen puerto dentro de la duración prevista. Si usted siente pasión por el trading y quiere hacerlo parte de su vida, la mejor opción que tiene es tomárselo con la debida seriedad y buscar una formación que le brinde los elementos que he expuesto durante el presente artículo. Si usted encaja dentro de ese perfil, lo invito a que visite nuestro sitio web: www.clubdetraders.org Allí podrá encontrar una propuesta de formación integral enfocada en el mercado Forex, que se compone de dos etapas. Primero, un curso teórico práctico y segundo, una fase de entrenamiento personalizado.

Cualquier duda o comentario no dude en hacerla llegar.

Gracias por la atención prestada.

Add Comment

Required fields are marked *. Your email address will not be published.