TRES IDEAS EQUIVOCADAS QUE DIFICULTAN EL APRENDIZAJE DEL TRADING

Fabián Velandia

El mercado de la enseñanza del trading está lleno de verdades a medias y hay que decirlo, de mentiras también. Veo varias ideas erróneas que están en más de un aspirante a trader y de las cuales me gustaría hablar. Espero que el articulo les de luces y les ayude a aterrizar sus expectativas en cuanto al aprendizaje de este bello oficio.

Empecemos:

1. Si sabes tanto de trading, por qué no vives solo de operar. Por qué enseñas?

Esto equivale un poco a decirle a un abogado por ejemplo, si sabes tanto de derecho por qué vienes a la universidad a dar clases? o decirlo lo mismo al médico, al ingeniero… Quien tiene un conocimiento está en su derecho de explotarlo como le parezca. Ahora, entiendo que haya personas ofreciendo sus servicios y alardeando en extremo de la cantidad de dinero que se puede ganar con lo que venden. En este tipo de casos se puede desconfiar y con razón. El problema, es llevar la situación al extremo de desconfiar de todo el que ofrece un servicio.

2. Aprender a operar es relativamente fácil. Es cuestión de tomar algunos conceptos y herramientas de internet, practicar un poco y lanzarse al mercado.

Sucede que la interpretación de los conceptos y la forma de utilizar las herramientas, suelen variar dependiendo de la persona que los explica y su nivel de experiencia en el trading. Esto para empezar demuestra que no hay una verdad revelada para hacer las cosas, lo cual convierte al aprendizaje en algo subjetivo. Quien va por la internet buscando aprender se va a encontrar con gente que sabe lo que hace y con gente que no. El problema es que para alguien que no conoce de trading, percibir esta diferencia resulta difícil.

Ahora bien, en su labor el trader debe tener desarrolladas distintas habilidades. Por eso el aprendizaje real se centra en el desarrollo de destrezas, lo cual implica que el estudiante acceda a un proceso de formación donde las desarrolle. No se aprende sin retroalimentación, sin alguien que esté ahí para apoyar y mostrarle el camino al alumno. Una persona debe saber que todo aprendizaje tiene unos desafíos propios y que los productos que arrojan dichos aprendizajes como: saber armar una página web, saber hacer zapatos, saber diseñar un acueducto o saber operar mercados financieros, tienen una naturaleza propia que obliga a que los procesos por medio de los cuales se aprendan, sean diferentes. En todos los ejemplos anteriores, excepto en el de aprender a operar, los productos son concretos y no hay mucha polémica sobre el cómo aprender a realizarlos. Se trata en un gran porcentaje solo de seguir pasos. Con el trading se comete un error al tratar de equipararlo con un aprendizaje del tipo seguir instrucciones. Los otros aprendizajes que coloco de ejemplo, podrían aprenderse en mayor o menor medida viendo videos sin la necesidad imperiosa de una retroalimentación. En cambio, en el trading dado el alto componente psicológico de la operativa y la gran cantidad de formas de operar, se necesita de forma crucial, una retroalimentación que guíe y mantenga la moral del estudiante en alto.

Los videos de trading empapan al estudiante con ciertas ideas, pero son claramente insuficientes para aprender. En cuanto a esto último, algunas personas pueden decir que han aprendido gracias a los videos. Hay que tener cuidado con esto, porque para algunos aprender significa recibir información e ir a practicar con los gráficos. No comprenden el porqué ganan dinero y luego pierden sus cuentas, empiezan una estrategia y luego pasan a otra y a otra. No saben lo que es operar un sistema, hacer gestión de riesgo, ponerse objetivos de rentabilidad. Juegan a multiplicar 100 usd y luego piensan que pueden operar así capitales grandes. No distinguen entre operar a modo juego y operar para hacer del trading un oficio para la vida. Estas personas no han sido formadas, pero opinan y especulan, muchos de ellos aconsejan distorsionando la información. No culpo a estas personas, porque no hay guías claras para aprender a operar y es fácil ingresar al mundo del trading de la mano equivocada. Mucho dolor y frustración suceden a causa de las ilusiones rotas.

3. Para qué pagar si todo está gratis en internet.

Si vas a pagar por cursos en video que no te aportan asesoría ni retroalimentación a tu aprendizaje, estaría de acuerdo en que es igual a ir y mirar videos en youtube. Si lo que quieres es realmente aprender a operar, la persona que te enseñe debe trabajar contigo. Se debe esforzar para enseñarte y darte sus conocimientos con pedagogía, estableciéndote objetivos y tiempos para lograrlo. Debe diseñar un método de enseñanza y asegurarse de que se cumpla. Por esto, es que debes pagar. Por el trabajo de la persona o escuela de trading que te enseña, asumiendo las funciones que menciono.

Señores, el trading es un oficio hermoso que está disponible para que la mayoría de personas puedan aprenderlo. El único gran obstáculo es adquirir la formación adecuada. Hay muchas distracciones, muchos servicios ofrecidos por personas que no operan, malos consejos de cómo hacer las cosas, ilusiones falsas para que gente con poco dinero lo junte pensando que lo van a multiplicar y van a vivir de él, etc

Quiero finalizar el artículo diciendo lo siguiente: Si usted quiere aprender a operar busque un entrenamiento y páguelo de acuerdo a sus capacidades. El aprendizaje toma su tiempo y en la medida que haga méritos ósea, sea disciplinado y paciente, verá los resultados.

Add Comment

Required fields are marked *. Your email address will not be published.