APRENDER A OPERAR – REFLEXIONES PARA UN ASPIRANTE A TRADER

Escrito por Fabián Velandia – Fundador y Coach de Club de Traders

A lo largo de varios años he visto y hablado con cantidad de personas interesadas en aprender a operar. El trading que parece seducirnos más a los hombres que a las mujeres, es un universo más desconocido de lo que en primera instancia creyera el aspirante. Cuando el novato ve los gráficos por primera vez, suele sentir un respeto profundo. El comportamiento de aquellos precios que son representados por velas en los gráficos, pareciera ser un completo enigma. Así las cosas, la idea de poder ganar dinero con algo que parece tan abstracto se torna para muchos en un desafío. Es en este momento, en el que la persona busca aprender, qué empiezan a construirse las razones de su éxito o de su fracaso en el trading.

Las personas dependiendo de su contexto social y educativo, así como de condiciones inherentes a su temperamento, tratan de capacitarse de diferentes formas. Para aquellas que cuentan con recursos limitados o simplemente no han comprendido la complejidad del trading, una buena idea resulta ser el consumir todo el material gratuito que encuentran en internet. Escuchan hablar de cantidad de herramientas y formas de hacer las cosas que los mantienen embelesados, hasta que llega el momento de aplicar lo visto y la ilusión de dinero fácil empieza a difuminarse. El aspirante a trader que pensaba que tenía los conocimientos suficientes para empezar a operar, empieza a darse cuenta que tiene demasiada información pero que no sabe cómo aplicarla. Allí se empieza a sentir solo. Intentará operar de distintas formas, pero la falta de estructura y apoyo externo, le terminaran haciendo tomar la decisión de abandonar el trading.

Otras personas, mas acostumbradas al estudio y con recursos para costearlo, llegan a diferentes ofertas educativas. Algunas ofertas muy similares a tomar información por internet y otras más escasas y difíciles de encontrar, similares a un entrenamiento para desarrollar habilidades. El precio no es garantía de calidad y el marketing que tenga detrás tampoco. Algo que realmente marca una diferencia y nos puede llevar a un buen programa educativo, son la estructura de aprendizaje y los objetivos a alcanzar que plantee el curso. Dichos objetivos y estructura de aprendizaje, deben ir orientados a construir habilidades para interpretar los gráficos y gestionar eficientemente las emociones, pensando en que el trader pueda sostener su operativa a largo plazo.

Otro punto que también tiene mucha importancia para el éxito o el fracaso del trader, tiene que ver con una mezcla de factores como: las expectativas de la persona de lo que puede llegar a lograr con el trading y su propio temperamento. Muchas personas tienen una idea de qué habilidades o rasgos de personalidad necesitan para estudiar medicina, negocios o alguna ingeniería, por ejemplo, pero no son conscientes de qué esto también aplica para el trading. El trading es un oficio y para su ejercicio se requieren expectativas bien encarriladas acerca de lo que se puede lograr con él (dinero, tiempos, riesgo) y también se requiere que la persona dentro de su personalidad, tenga habilidades para trabajar sin la necesidad de jefes que lo presionen, que pueda ser disciplinado y constante. Esto es, que tenga fortaleza mental.

El trading es un oficio donde las operaciones que se colocan tienen movimientos inciertos. Cuando aprendemos a operar teniendo una visión de sistema, es decir operando según una estrategia, podemos ver que se puede ganar dinero. Ahora bien, para empezar a obtener los resultados de operar teniendo una visión de sistema, se deben entender y superar ciertas situaciones.

Antes de esperar resultados se debe aprender a operar el sistema. Esto además de tener connotaciones técnicas en cuanto a la comprensión de los gráficos y de la aplicación de herramientas técnicas, tiene otra gran implicación. El trader debe lograr una consistencia mental que se refleje en una rutina de trading correctamente ejecutada a diario. Para esto se requiere disciplina, perseverancia y motivación. En esta exigencia, la mayoría de traders que no tienen un apoyo externo real, terminan perdiendo disciplina y finalmente la motivación. No siempre se gana dinero con un sistema. Las operaciones requieren de buenos análisis y de paciencia para tomarse. El trader requiere madurar su mente y de alguien experto que lo retroalimente. Si esto falta, el objetivo de la consistencia en el trading se hace muy complejo de obtener.

Si una persona quiere aprender a operar debe buscar bien como entrenarse. Debe comprender que la clave del aprendizaje está en la adquisición de habilidades técnicas y psicológicas. Que los resultados no vienen de la noche a la mañana y que quien desee aprender debe prepararse para un esfuerzo que le va a tomar tiempo. El objetivo vale el esfuerzo. La independencia económica, y el hacer lo que a uno le apasiona vale la pena.

Add Comment

Required fields are marked *. Your email address will not be published.