¿CÓMO ENTENDER LA TENDENCIA PARA BENEFICIARME DE ELLA?

Cordial saludo señores. La tendencia del mercado es el concepto más útil para analizar el comportamiento del precio y a su vez el más complejo de entender. La tendencia nos habla de la dirección del movimiento, no obstante, esta dirección tiene distintos matices que debemos comprender, para poder hacer un buen análisis de ésta.

Nos interesa entender:

  1. En qué momento está la tendencia (¿iniciando? ¿En desarrollo? ¿Finalizando?)
  2. Si la tendencia es fuerte o es débil
  3. En qué momento tomar una entrada para aprovecharla
  4. Cómo armonizar los marcos de tiempo para saber aplicar los tres puntos anteriores

Vamos por partes:

  1. La tendencia puede estar madura en un gráfico pequeño (ejemplo 15 minutos y recién iniciando en un gráfico de día) Entonces, para abordar esta pregunta es preciso saber en qué marco de tiempo nos interesa operar. Si nuestro interés son las operativas a corto plazo, nos interesará priorizar en lo que nos muestra 15 minutos. En caso de tomar una entrada basándonos en esta información, el gráfico diario pasaría a ser un apoyo para buscar ratios beneficio costo más altos. Si nuestra operativa está en los gráficos mayores, consideraríamos que la tendencia se encuentra iniciando.

Generalmente, los momentos más claros cuando los hemos identificado, son aquellos en los que la tendencia se está iniciando o agotando. Existen claves para saber cuándo una tendencia se puede estar iniciando, y para ello es necesario remontarnos en primera instancia a la información que nos dan las velas. Están las velas fuertes que en los contextos adecuados son muy útiles para prever inicios de movimientos, y también están las velas cuyo tamaño también pueden mostrar cansancio y debilidad en la tendencia.

Por otro lado, cuando buscamos entender la tendencia, el solo concepto de las velas se puede quedar corto. Podemos tener velas fuertes al alza en contextos bajistas o laterales. Para gestionar esta situación utilizamos el concepto de marco o contexto tendencial. Podemos por ejemplo ver un par de velas fuertes al alza, pero el precio en vez de continuar al alza se da la vuelta y la persona queda impactada. Acá una posibilidad es que el mercado hubiera estado lateral y las emas lo estuvieran reflejando mostrándose horizontal. Yo suelo utilizar 3 emas de 4, 8 y 21 períodos. Cuando éstas son paralelas en un sentido alcista o bajista nos hablan de un marco tendencia alcista o bajista. Cuando están horizontales nos hablan de un mercado lateral.

  • Saber si la tendencia es fuerte o es débil está profundamente ligado a la armonización de la información que nos dan las velas y la información que nos provee el marco tendencial. Es decir, si tengo velas fuertes subiendo en un gráfico determinado, deberé tener un marco tendencial claramente alcista en por lo menos tres gráficos consecutivos. Así las cosas, estaremos claramente ante una fuerte tendencia alcista.
  • Ahora bien, tener una fuerte tendencia no implica que sea lo único que necesito ver para subirme en ella. Debo saber encontrar el mejor momento para entrar. Este momento se produce en los retrocesos. Acá miramos que el retroceso sea débil en comparación con el movimiento direccional. Buscamos que el retroceso no se devuelva mas de un 38% del movimiento de impulso y que tengamos una confirmación de entrada al mercado.
  • Los marcos temporales los podemos agrupar según el plazo de tiempo al que pertenezcan (básicamente: minutos, horas y días). Podemos utilizar gráficos por fuera de las escalas para proyectar recorridos largos del precio. Los gráficos dentro de la misma escala, sirven para mejorar la comprensión de lo que quiere hacer el precio en un plazo de tiempo dado.

Cómo se pudo esbozar, el concepto de tendencia debe entenderse desde una visión integral. Si se opera debe hacerse teniéndola en cuenta, porque si no se hace terminaremos operando una y otra vez en su contra, obteniendo perdidas fácilmente evitables.

Add Comment

Required fields are marked *. Your email address will not be published.