Reflexionando acerca de la operativa hecha con robots y la operativa realizada directamente por seres humanos

Un robot de trading es una herramienta que cuenta con sus ventajas y desventajas. Respecto a una persona que diariamente opera los mercados, podemos decir que elimina el sesgo emocional que muchas veces incide en los resultados de una operativa. Ahora bien, un robot no alcanza a ver lo que un ojo calificado sí. La programación que le permitiría a un robot hacer los análisis de un trader experimentado, es bastante compleja de hacer, por lo que vemos que un robot se limita a combinar patrones e indicadores de manera mecánica con poca flexibilidad o adaptabilidad a las condiciones del mercado.

  • No es correcto afirmar que los patrones del análisis técnico funcionen o no, sin ver quien los utiliza.  El desempeño de un patrón debe analizarse en un contexto adecuado, es decir, con el apoyo de otras circunstancias como favorabilidad de la tendencia, zonas clave del precio o análisis de varias temporalidades, entre otras. Lo anterior no es factible de hacer para los robots. Ahora bien, determinar el grado de acierto de un patrón utilizando un programa de computación, puede ser válido para la operativa de un robot, pero no para la de un ser humano.
  • El aspecto emocional aún con un robot sigue existiendo en la medida de que detrás del funcionamiento de cada uno, hay un ser humano. Si el sistema marcha bien el dueño del robot estará tranquilo. Si el robot empieza a perder más de lo que gana, el dueño empezará a sufrir psicológicamente hablando.  Se puede ceder el control de la operativa pero no la responsabilidad por los resultados de la misma.
  • Una persona que opere dinero real directamente o por medio de un robot, debería haber experimentado lo que significa ver el desempeño de un sistema a través del tiempo y no solo, como la proyección de resultados de un simulador. Esto le permitiría tener su mente adaptada al funcionamiento de una estrategia, sin caer en emociones exageradas cuando el sistema gane o tenga perdidas.
  • Mantener la mente enfocada en el largo plazo, sin quedarse fuera del juego por una mala gestión psicológica, es uno de los requisitos para poder operar consistentemente. Para esto se debe tener confianza en el sistema de negociación o estrategia. La confianza se obtiene gradualmente si el sistema es bueno y gestionamos las emociones adecuadamente.  Lo anterior implica que el aspirante a trader deba seguir unos pasos estructurados que lo lleven por un proceso de formación.
  • El camino fácil para alguien que quiera lograr rentabilidad en los mercados sin tener ninguna preparación, es generalmente la ilusión de adquirir un robot milagroso que haga dinero solo o con una mínima supervisión. El otro camino, pasa por la formación e implica esfuerzo, pero es el que da resultados.

Add Comment

Required fields are marked *. Your email address will not be published.