Escrito por Fabián Velandia CEO y Coach de Club de Traders

Las personas suelen llegar al trading motivadas por las libertades que en su ejecución, este brinda. Es decir, no hay jefes, los horarios de negociación son bastante amplios, la facilidad de tomar operaciones con cualquier riesgo y desde cualquier lugar está todo el tiempo presente. Esto es, la libertad como pocas veces la vemos en un oficio convencional. Así las cosas, para una persona que recién empieza en este mundo y que debe enfrentarse a una publicidad basada en captar y aprovechar la ambición y la ignorancia, todo esto se vuelve parecido a una ilusión de carácter casi mágico.

Ahora bien, que no exista una estructura de trabajo que obligue al trader a tomar su oficio con orden y disciplina, no significa que no se necesite. De lo anterior, empieza a ser consciente el operador una vez que ha comenzado a transar en el mercado y debe hallar un orden que le permita despegarse de la pantalla, calmar sus emociones y proteger su capital.

Desafortunadamente la mayoría de personas que han empezado a operar sus cuentas, solo han visto conceptos sueltos y desconectados entre sí. Luego, se han lanzado al mercado pensando que tienen los conocimientos suficientes para arrancar y que lo que les hace falta, como crear y optimizar su estrategia y dominar las emociones, ya es un asunto menor. Hay que decir que esto es un grave error, ya que es sin dudas lo más importante y complejo de hacer. Esto es lo que realmente merita invertir en una formación.

Entonces, un proceso de formación para aprender a operar, debe propiciar que el trader desarrolle habilidades de comprensión de gráficos y de gestión emocional. Cuando se ha avanzado en el desarrollo de estas habilidades, el trader ya tiene las bases internas para empezar a controlar y optimizar la forma en que opera. Es decir, tomando las entradas y gestionándolas de acuerdo al sistema de trading y las condiciones del mercado.

Ahora, para mantener la consistencia operativa del trader a largo plazo, hacen falta también controles externos. Es decir, una supervisión y unas reglas que vengan desde afuera del trader, como por ejemplo de un mentor o de un equipo de trabajo. Esto es básico porque a pesar de que el trader ya tenga bases que le permitan autorregularse, las tentaciones para tomar operaciones fuera del sistema, sobre apalancarse, no respetar un stop loss o caer en una racha innecesaria de pérdidas evitables por el malestar de no soportar una pérdida, están presentes todos los días en el mercado. Así las cosas, cabe señalar finalmente que el entrenamiento ofrecido por quien escribe estas líneas, tiene como objetivo que los estudiantes desarrollen las habilidades técnicas y emocionales que les permitan operar de manera consistente y autorregulada. Dicho lo anterior, también se brindan los controles externos a través de dos formas: i) sesiones de clase periódicas en donde el alumno expone su operativa al tutor y ii) control y seguimiento en tiempo real a la rutina de trading por parte del tutor.

LA RENTABILIDAD EN EL TRADING: VISIÓN DEL NOVATO VS VISIÓN DEL EXPERTO

Escrito por Fabián Velandia. CEO y Coach de Club de Traders

En el trading se busca ganar dinero de forma sostenida siguiendo un sistema de negociación a lo largo del tiempo. El resultado de una operación concreta es incierto aunque se opere como parte de un sistema. Es mediante la colocación de sucesivas operaciones que el sistema muestra su rentabilidad. Entender esto es crítico para asumir con responsabilidad la gestión de riesgo de nuestras cuentas. Es fácil que un novato se emocione con una estrategia y piense que es infalible, osea, que difícilmente le va a dar  malas entradas. La realidad indica que una operación aún con todas las condiciones favorables para su colocación, puede salir perdedora. Si el novato, busca darle un salto al balance de su cuenta tendrá que asumir mayores riesgos, exponiéndose evidentemente a asumir perdidas más altas de las que estaba preparado para asumir. Una vez que el novato tiene una pérdida importante, quedan dos opciones, o acepta el error y trabaja en adelante siguiendo el riesgo inicial para ganar el dinero que lo deje en el nivel en el que estaba antes de la pérdida, o continúa operando de la misma forma arriesgada exponiendo aún más la cuenta. La mayoría de personas opta por la segunda opción y terminan en cuestión de tiempo perdiendo su capital.

Acostumbrarse a operar asumiendo riesgos muy altos implica quedar atados a valores de cuenta pequeños y tasas altas de dinero perdido. El objetivo de un operador que quiere hacer del trading su oficio de largo plazo, debe ser operar cuentas de montos altos. De tal forma que pueda lograr rentabilidades excelentes pero aterrizadas, de manera tranquila sin exponer su cuenta a la quiebra.

Operar 200 usd, 500 usd, en general valores pequeños, sirve para ir madurando la mente e ir preparándola para lograr operar 20 mil dólares, 30 mil dólares  etc. Un trader consistente puede ser Money manager es decir operar capital propio mas el capital de clientes. Hay opciones para lograr operar capitales importantes, pero lo primero es ser capaces de operarlos consistentemente.

REFLEXIONANDO ACERCA DE LA OPERATIVA HECHA CON ROBOTS Y LA OPERATIVA REALIZADA DIRECTAMENTE POR SERES HUMANOS

Escrito por Fabián Velandia. CEO y Coach de Club de Traders

Un robot de trading es una herramienta que cuenta con sus ventajas y desventajas. Respecto a una persona que diariamente opera los mercados, podemos decir que elimina el sesgo emocional que muchas veces incide en los resultados de una operativa. Ahora bien, un robot no alcanza a ver lo que un ojo calificado sí. La programación que le permitiría a un robot hacer los análisis de un trader experimentado, es bastante compleja de hacer, por lo que vemos que un robot se limita a combinar patrones e indicadores de manera mecánica con poca flexibilidad o adaptabilidad a las condiciones del mercado.

  • No es correcto afirmar que los patrones del análisis técnico funcionen o no, sin ver quien los utiliza.  El desempeño de un patrón debe analizarse en un contexto adecuado, es decir, con el apoyo de otras circunstancias como favorabilidad de la tendencia, zonas clave del precio o análisis de varias temporalidades, entre otras. Lo anterior no es factible de hacer para los robots. Ahora bien, determinar el grado de acierto de un patrón utilizando un programa de computación, puede ser válido para la operativa de un robot, pero no para la de un ser humano.
  • El aspecto emocional aún con un robot sigue existiendo en la medida de que detrás del funcionamiento de cada uno, hay un ser humano. Si el sistema marcha bien el dueño del robot estará tranquilo. Si el robot empieza a perder más de lo que gana, el dueño empezará a sufrir psicológicamente hablando.  Se puede ceder el control de la operativa pero no la responsabilidad por los resultados de la misma.
  • Una persona que opere dinero real directamente o por medio de un robot, debería haber experimentado lo que significa ver el desempeño de un sistema a través del tiempo y no solo, como la proyección de resultados de un simulador. Esto le permitiría tener su mente adaptada al funcionamiento de una estrategia, sin caer en emociones exageradas cuando el sistema gane o tenga perdidas.
  • Mantener la mente enfocada en el largo plazo, sin quedarse fuera del juego por una mala gestión psicológica, es uno de los requisitos para poder operar consistentemente. Para esto se debe tener confianza en el sistema de negociación o estrategia. La confianza se obtiene gradualmente si el sistema es bueno y gestionamos las emociones adecuadamente.  Lo anterior implica que el aspirante a trader deba seguir unos pasos estructurados que lo lleven por un proceso de formación.
  • El camino fácil para alguien que quiera lograr rentabilidad en los mercados sin tener ninguna preparación, es generalmente la ilusión de adquirir un robot milagroso que haga dinero solo o con una mínima supervisión. El otro camino, pasa por la formación e implica esfuerzo, pero es el que da resultados.

LA IMPORTANCIA DE APRENDER A OPERAR MEDIANTE UN PROCESO DE FORMACIÓN

Escrito por Fabián Velandia. CEO y Coach de Club de Traders

Muchos comienzan a mirar el mercado con impaciencia buscando colocar operaciones que resulten ganadoras. Esto genera un estado mental de ansiedad, que se agrava si además el trader no tiene definido un sistema de operación, o no lo domina técnica y psicológicamente.

El trabajo del trader empieza desde el análisis que hace de los gráficos y debe aprender a disfrutarlo sin la necesidad de tener el foco directamente en la operativa. Para llegar a esto se debe crear un estado mental que refleje el gusto por el análisis, la confianza en el sistema de trading y en la forma en que se organiza la rutina de operación. Llegar a lo anterior implica trabajo y acompañamiento, es decir llevar a cabo como estudiante un proceso de formación.

Esta formación debe ser liderada por un tutor que defina un plan de trabajo por etapas para el estudiante y que le brinde el acompañamiento necesario en cada una de ellas. El aprendizaje requiere de un compromiso por parte del alumno, para organizar su tiempo y cumplir con actividades de trabajo encomendadas que el tutor debe retroalimentar.

La formación de un trader no es algo que se consigue y allí termina. Es un proceso que la experiencia irá enriqueciendo con el tiempo. No obstante, es necesario cimentar unas bases fuertes que le den sustento al operador y le permitan iniciarse por el camino correcto. Esto le ahorrará tiempo, dinero y dolores de cabeza.

La invitación es a valorar el trading en su verdadera dimensión, entendiendo sus retos y oportunidades, para así poder obtener el máximo provecho de un oficio que ofrece grandes libertades y posibilidades económicas. Si estás interesado en aprender a operar, investiga por opciones que te brinden un proceso de formación integral. No te afanes en abrir cuentas reales, sin la debida preparación.

Finalmente, uno de los aspectos en los cuales más incide el hecho de aprender a operar mediante un proceso de formación, es sobre la adquisición de unos hábitos saludables para operar. Aquí entra a jugar la importancia de tener una rutina de trading. 

LA RUTINA DE TRADING COMO CONTEXTO ESENCIAL EN LA OPERACIÓN DE UNA ESTRATEGIA

Escrito por Fabián Velandia. CEO y Coach de Club de Traders

Una rutina de trading se refiere a la forma en que organizamos durante el día, el trabajo concerniente a operar los activos que tranzamos. La importancia de seguir rutinas para operar radica en la necesidad de eliminar la improvisación y de reducir al máximo los errores que se pueden evitar a causa de ésta. Cuando se sigue una rutina también se crea un entorno mental que reduce el cansancio causado por el estrés normal del trading. Así las cosas un elemento importante a tener en cuenta al definir una rutina, es el factor emocional. Por esta razón, conviene por ejemplo saber cuánto tiempo podemos permanecer frente a la pantalla con una actitud equilibrada y en qué momento o momentos del día tenemos mejor disposición.

Una rutina tiene que ver con factores como:

Operar una estrategia definida: si no la tenemos resulta evidente que nuestra rutina no puede ser consistente, ya que es la estrategia su principal determinante. Podemos decir que la estrategia determina los lineamientos generales de la rutina de trading. Si la estrategia se desarrolla en un marco temporal de 5 minutos la rutina para operarla será diferente a si se desarrolla en un time por ejemplo diario.

Horario y cantidad de tiempo que se dedica al trading. Estos factores vienen determinados por la estrategia en gran medida, pero nos suelen dar un margen de decisión. Así es que tenemos estrategias que podríamos trabajar y escoger cuando hacerlo entre distintos momentos del día, así como con otras que serían convenientes solo en ciertos periodos del día. Una estrategia del tipo scalping sería perfecta para momentos de alta volatilidad que se dan en ciertas horas de la mañana. Mientras que una estrategia más del tipo swing podría trabajarse durante varios momentos al día.

Las actividades que se desarrollan previo a la apertura de operaciones: Una rutina puede iniciar por ejemplo con la revisión de noticias y datos económicos ligados a los activos que operamos (esto sobre todo para aquellas estrategias en que la volatilidad a corto plazo representa un papel clave). Seguido a continuación por el análisis previo de los gráficos, en búsqueda de los activos que presenten mejores oportunidades para operar.

Tácticas para mantener la atención durante la rutina en estrategias de time frame pequeños: si se opera una estrategia con base en gráficos pequeños de 1 minuto, 5 minutos o 15 minutos resulta evidente que tenemos que estar con la vista concentrada en la pantalla. Entonces acá se debe definir primero un espacio de tiempo en el que podamos estar frente a la pantalla sin interrupciones, luego definir una cantidad de minutos u horas de trabajo en la cual nuestra capacidad de atención no se vea afectada disminuyendo su calidad.

Una música de fondo que nos ayude a concentrarnos, algunas actividades en otras páginas de internet que nos ayuden a descansar por momentos la mente y pasar de aquellos pequeños periodos muertos en los que aguardamos por ejemplo, el cierre de una vela, son pequeñas tácticas que nos ayudan a tener sesiones de trabajo más tranquilas y eficientes.

El estado emocional que rodea el trabajo personal – vida más allá del trading: un aspecto que resulta crucial es el entorno que rodea nuestra rutina de trading. Si decidimos que vamos a operar 90 minutos una estrategia de scalping, tras lo cual debemos cerrar la plataforma, resulta mucho más sencillo hacerlo si debemos cumplir con otros compromisos ligados a nuestra vida, más allá de la operativa propiamente dicha. Si esto no sucede, la tentación de seguir operando ya con una atención mermada se incrementa y suele dificultar el cumplimiento de la rutina de trabajo.

De igual forma, si nos organizamos para monitorear dos o tres veces al día nuestra plataforma de operaciones, será muy importante tener claro que contamos en dichos momentos con el tiempo suficiente para hacerlo y sobre todo que podemos estar tranquilos. Esto último es fundamental para poder mantenernos enfocados durante cada sesión de trabajo. Esta es una protección contra la tentación de abrir operaciones fuera de la estrategia o asumiendo riesgos diferentes a los contemplados.

Conocimiento de las respuestas emocionales ante situaciones de estrés: este es un factor que debe estar contemplado en la rutina de trading. En algunos casos puede ser difícil continuar operando equilibradamente frente a una racha negativa de operaciones y esto va a variar con cada trader. Lo cierto es que resulta mejor tener contemplada una duración más corta de la rutina de trading para ciertas ocasiones, que arriesgar nuestra cuenta con decisiones tomadas por una mente desenfocada. Digerir una mala racha o un error involuntario toma a veces su tiempo y el trader debe conocerlos. Esto aplica con mucha más fuerza en la operación de estrategias tipo scalping.

Resultados de operaciones – armonización del enfoque de corto vs largo plazo: este es un tema que ataca directamente la paciencia del trader y que afecta su capacidad de seguir consistentemente una estrategia y por tanto una rutina de trading. Sucede que se puede tener una estrategia pero esto no significa que el trader pueda estar seguro de que va a ganar una operación específica que haya colocado. Entonces se enfrenta a resultados impredecibles en el corto plazo, pero predecibles estadísticamente como conjunto a largo plazo. Por eso se hace tan importante conocer la estrategia y confiar plenamente en ella. Se debe aprender a operar con visión de sistema no de operaciones sueltas. Se trata de operar teniendo en mente la pintura completa aunque se esté mirando solo una parte de ella.

Como se puede observar, la configuración de una rutina de trabajo o rutina de trading es una herramienta poderosa para gestionar el componente psicológico del trading. Llegar a una que nos sirva realmente toma su tiempo y exige del trader cualidades como la perseverancia, la disciplina y el sentido del buen juicio. No es un trabajo sencillo de hacer y es en temas como éste donde el novato requiere de más asesoría y acompañamiento. Finalmente es importante señalar que aprender a operar desde el inicio teniendo en cuenta el factor psicológico, es una primera medida esencial para poder llegar a operar consistentemente una estrategia a través de una rutina de trading.

CINCO CONSEJOS PARA GENERAR UN ENTORNO MENTAL ADECUADO AL TRADING

Escrito por Fabián Velandia. CEO y Coach de Club de Traders

1. No se presione buscando rentabilidades diarias, semanales o mensuales. Si usted ya conoce profundamente su estrategia, dedíquese a operarla eficientemente y los resultados llegaran solos.

2. Controle el riesgo que asume por operación. Éste debe estar en función de permitirle al trader, operar con tranquilidad su estrategia. Un error frecuente que cometen operadores novatos y no tan novatos, es cargar su operativa con excesiva tensión a causa de asumir riesgos excesivos. Antes que pensar en rentabilidad se debe pensar en operar adecuadamente.

3. Si su necesidad económica es muy importante y su plan A es el trading, replantee esta situación y busque al menos temporalmente, otras alternativas para encontrar su estabilidad financiera. Será imposible para alguien urgido de dinero, no caer en la tentación de asumir riesgos excesivos y terminar perdiendo toda o gran parte de su inversión.

4. Madure en su operatoria. Conozca todos los aspectos técnicos y psicológicos ligados a su estrategia. Pruebe su sistema de trading con miles de entradas haciendo backtesting y posteriormente inicie la operatoria en cuenta demo.

5. Una vez conozca su estrategia estará en capacidad de proyectar su rentabilidad con diferentes escenarios de riesgo. Analice si le conviene operar un capital propio o buscar opciones para trabajar sobre capitales mayores.

MULTINIVEL Y TRADING: ¿EN VERDAD ES UNA BUENA COMBINACIÓN PARA GANAR DINERO?

Escrito por Fabián Velandia. CEO y Coach de Club de Traders

Participar en un multinivel de Forex puede sonar bastante atractivo sobre todo para quienes apenas están aprendiendo a operar. Se combinan dos temas que por separado ya son bastante profundos y que unidos suscitan muchas dudas. Lo anterior se debe a que es muy difícil entender las implicaciones de un multinivel en forex sin saber que es un multinivel y sin entender en que consiste realmente el mercado Forex. Veamos en que consiste cada uno y lo que significa la unión de ambos:

Empecemos con el multinivel. Éste se ha desarrollado a partir de productos fisicos tangibles (bebidas, productos de salud, productos de aseo entre otros). La idea es que alguien que tiene sus ingresos estables se enamore de un producto por sus beneficios. Luego empiece a comprarlo regularmente y lo recomiende a otras personas para que ellas lo consuman también periódicamente. Si con el tiempo, el comprador inicial acumula referidos, éste se va a beneficiar directamente por su consumo del producto y además por las comisiones generadas de las compras de estos últimos.

Otra cuestión a resaltar es que la persona que participe en un multinivel tenga una estabilidad financiera previa como una condición necesaria para que pueda hacer las compras de su producto e igualmente esperar el tiempo normal que conlleva desarrollar su propia red de referidos.

Hablemos ahora del Forex. Éste es un mercado que con base en algo llamado apalancamiento, un operador puede llegar a ganar o perder grandes sumas de dinero. En el mercado se pueden colocar continuamente operaciones de compra y venta de monedas mientras éste se encuentre abierto. Podemos operar Forex de múltiples formas, ya sea analizando el mercado por nuestra cuenta o dejando este trabajo en manos de terceros y simplemente limitándonos a colocar las operaciones que estos nos recomienden. En ésto último surge el puente entre Forex y el concepto de multinivel. Las operaciones que se recomiendan se llaman señales y para recibirlas la persona debe hacer un pago mensual. Ese es el producto y es aquí donde radica la complejidad de lo que podemos llamar multi-forex.

Mientras que con un producto físico tangible, podemos obtener un beneficio igual osea fisico y tangible, con un servicio del tipo que nos plantea el multi-forex, el beneficio no está asegurado y depende de la habilidad de unos traders “expertos” para conseguir rentabilidades constantes. A las personas que entran en estas redes les convencen con un discurso muy motivador de que las señales son muy buenas y que lo único que necesitan es colocarlas para ganar dinero.

Todos los que operamos forex, sabemos que este es un mercado de renta variable, por lo que en ningún caso se pueden prometer o asegurar ganancias en ningún plazo de tiempo. Con esto la base de la calidad del producto se diluye. Ahora bien, para que el multi-forex de alguna forma fuera viable las señales deberían ser muy buenas y habría que tener una forma de comprobarlas. No obstante, quien quisiera participar también debería tener buenos fundamentos del mercado y estar consiente de que se puede perder dinero. La empresa dedicada al multi-forex debería enfocarse tanto en dar capacitación sobre el mercado como en enseñar a hacer multinivel para expandir el negocio. Dado por lo hasta ahora visto, es muy dificil que el tema lo aborden de esta forma, por lo que desconfío bastante de este tipo de negocio.

El riesgo es finalmente comprar periódicamente unas señales que en el corto o largo plazo te hagan perder dinero a tí y a las personas que refieras. De esta forma se obtendría un perjuicio doble, por lo gastado en las señales y lo perdido en la cuenta de forex de cada uno.

SI EL TRADING ES TAN RENTABLE, ¿POR QUÉ EXISTE INTERÉS EN ENSEÑARLO Y NO SIMPLEMENTE EN OPERARLO?

Escrito por Fabián Velandia. CEO y Coach de Club de Traders

Esta es otra pregunta frecuente entre quienes empiezan a interesarse por este mercado y que merece la pena aclarar, además porque ayuda a ver otros aspectos contextuales ligados al trading. Personalmente veo dos grandes motivaciones que son el interés económico y la vocación docente. Veamos cada una de estas:

1.Interés económico

Existen principalmente dos razones por las cuales no es viable tener al trading como única fuente de ingresos, aunque nos pueda dar para vivir cómodamente. Parece una contradicción, pero no lo es. Para entenderlo veamos:

1.1 Forex es un mercado de renta variable. Esto significa que las ganancias no están aseguradas y que el operador incluso, está sujeto a tener perdidas durante un período de tiempo aunque al final por ejemplo de un año logre una excelente rentabilidad.

1.2 El trading es un ejercicio de desapego emocional por el resultado. Resulta evidente que toda la imparcialidad que debemos tener al operar se reduce, si necesitamos cubrir gastos fijos con el resultado de operaciones que finalmente pueden salir ganadoras o perdedoras.

2. Vocación docente

Aunque muchos profesores justifican su interés en la enseñanza del Forex expresando que ésta les produce gran satisfacción, vemos que al tiempo pueden estar cobrando precios muy altos por sus capacitaciones. Esto no necesariamente quiere decir que sea falsa dicha sinceridad, pero si deja de manifiesto que no es su principal motivación. El error quizás radica en el hecho de tener temor por hablar de la enseñanza como otra fuente de ingresos, y con esto tener que desglosar mas el tema de las ganancias en el trading, que no son tan fáciles ni tan inmediatas. Acá se debe tener en cuenta que la mayoría de personas que tiene dinero y quieren invertir ya sea en capacitación o directamente en un broker, son personas que están buscando riqueza rápida y con esfuerzo mínimo.

Ahora bien, si el tema del Forex y del trading en general, se vendiera con mas honestidad mucha gente se lo pensaría mas antes de entrar. No porque no sea un gran negocio, sino porque implica esfuerzos que la mayoría no quieren hacer. De esta manera, como existe un mercado ávido de promesas de dinero fácil, surgen quienes con pocos escrúpulos están dispuestos a satisfacerlo a cambio de un buen botín. Acá es donde vemos fotos de personas al lado de autos lujosos o promoviendo sus servicios desde playas hermosas… etc En principio soy de los que piensan que el trading no debería venderse a través de la ilusión del dinero, porque esto es lo último que una persona debería tener en mente para poder operar correctamente.

¿SI OPERAMOS POR MEDIO DE SEÑALES? ¿ES UNA BUENA IDEA? MIRA LO QUE DEBERÍAS TENER EN CUENTA PARA NO MORIR EN EL INTENTO.

Escrito por Fabián Velandia. CEO y Coach de Club de Traders

Podemos ver servicios de señales con abundancia en la web, pero que implicaciones trae el operar a través de uno de éstos? Es tan sencillo como parece? Entendamos de que se tratan analizando un poco mas en profundidad.

Para empezar podemos hablar de lo que sería un buen servicio de señales y luego, ver las desventajas que actualmente suelen presentar. Ante todo un buen proveedor de señales debe ser un trader con una metodología de trabajo clara y definida. Mas allá de que su trabajo refleje buenos resultados, debe también reflejar una disciplina desde lo técnico hasta lo referente a la gestión del riesgo.

De otro lado, el proveedor también debe explicar claramente las características de su estrategia para que su cliente sepa que resultados esperar y en qué plazos de tiempo los podría obtener. A parte de lo anterior el proveedor también debería asesorar la gestión del riesgo que utilice el cliente. Esto teniendo en cuenta que la mayoría de quienes operan en esta modalidad tienen una experiencia muy baja o nula en el trading y que sus resultados van a estar determinados por la política de riesgo que utilicen. De esta manera, si se le ofrece a un novato la alternativa de operar dinero real sin tener experiencia, se le debe asesorar para que en principio éste no asuma perdidas desmedidas que le hagan desistir rápidamente de seguir en el trading. No solo debe hacerse por una cuestión de responsabilidad sino también para que el mismo cliente pueda mantenerse operando de esta forma en el largo plazo, obteniendo los resultados dentro de las expectativas previstas.

Entendiendo lo que debería tener un buen servicio de señales, pasemos a hablar de las ventajas de las cuales se oye bastante. Entonces sabemos que básicamente su atractivo consiste en que una persona que no invierte ni tiempo ni dinero en capacitación, pueda obtener los mismos resultados de alguien que por el contrario si lo ha hecho y ya es un operador exitoso. Por ese hecho se paga un costo que comparado con el potencial de ganancias debe ser bajo o al menos moderado. Así las cosas, el cliente debe proyectar unas ganancias utilizando un nivel de riesgo y compararlas con el costo de obtenerlas (valor del servicio). Evidentemente el ratio debería ser positivo para que el cliente le halle sentido al negocio.

De otro lado, las desventajas de este servicio vienen dadas en su mayoría, por el hecho de que la relación proveedor – cliente se limita únicamente al envío de una señal y se deja solo a éste último con todo lo demás. Además tampoco se suele prestar ayuda en los detalles para colocar las operaciones. Muchas de éstas deben ponerse con rapidez para que no se pierda la oportunidad o para que los pips ganados sean los mismos que efectivamente gana el proveedor.

Así las cosas un buen servicio de señales debe tener una parte de docencia y un genuino interés por los resultados del cliente. Debe hacerse seguimiento y sobre todo no debe hacerse publicidad con excelentes resultados basados en el sobreapalancamiento. Lastimosamente debido a la ignorancia propia de los novatos, es fácil impresionar con resultados en apariencia muy buenos pero conseguidos con deficientes gestiones del riesgo. Este tipo de cuentas no sobreviven al paso del tiempo.

Finalmente, si usted quiere participar del mercado pero no quiere ser trader, debe entender que encontrar a un buen proveedor no es algo sencillo y que la cantidad abunda pero como suele suceder muchas veces, la calidad escasea.